Historias Urbanas: la bicicleta rojo-naranja

Estándar

Nueva sección en el blog donde comparto historias que forman parte de lo que observo día a día.

Hace unos meses iba por la calle y al pasar por un edificio me doy cuenta que al lado del edificio, en una especie de “jardín” (a falta de una mejor palabra para describirlo), se encontraban en el suelo unas partes de bicicleta. Había ruedas por un lado, un manubrio por el otro, un asiento y demás, regados por el lugar. Las piezas eran pequeñas, lo que me hizo pensar que la bicicleta era de niño y al lado de esas piezas estaba un indigente, que recogía las partes y las miraba como analizando la situación en que se encontraba la ya destruida bicicleta. Por supuesto seguí adelante en mi camino y me olvide del asunto.

Poco tiempo después volví a pasar por el mismo lugar y volví a ver al mismo señor pintando de un color rojo-naranja algunas de las piezas de la misma bicicleta, pero seguí adelante y no pensé mucho en el asunto.

Paso el tiempo y se me había olvidado por completo el asunto, pero hoy cuando me asomo a mirar por la ventana para ver a la calle, veo ahí entre los carros a la bicicleta para niño, de color rojo-naranja, manejada por el mismo señor, que lleva una mano en el manubrio y en otra aguantaba una bolsa de basura negra que lleva encima del hombro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s